• Federico Rojas

1 x 1 Vinotinto vs. Uruguay

Para no quedar rezagada en el camino a Catar, ante Uruguay, Venezuela no podía fallar. Tenía que ganar. Sin embargo, dado el contexto, y lo que pasó durante la jornada en Chile, Colombia, Ecuador y Paraguay, esta afirmación fue ajustada a dos resultados.

11 Vinotinto vs. Uruguay / Prensa Selección Vinotinto


Ordenada de atrás para adelante, la Vinotinto trabajó el partido sin desbocarse. Sin ofrecer grandes concesiones y sin generar situaciones de peligro que nos llevaran a pensar en el merecimiento.


El equipo nacional tuvo contados momentos para sacar ventaja. Le faltó rebeldía para embalarse a por los tres puntos.


Peseiro armó un 1-5-4-1 que se fue acomodando con el pasar de los minutos, de nuevo con tres centrales.


Graterol repitió en el arco. Ferraresi (por Ángel) hizo su estreno en competencia oficial y, Rosales, jugó de 3.

Machís y Murillo ni se uniformaron.


De inicio, la pelota parecía que quemaba. La salida era apurada, buscando desde la disposición, en amplitud, de González y Rosales.


Rincón fungió de lanzador y, cuando no, el juego salió desde Otero, con cierto traslado en vertical y un tiro intrascendente desde afuera.


Hasta que llegó lo que pudo ser un punto de quiebre. Ferraresi jugó en largo para Martínez, y éste, en el choque con Godín y Giménez, quedó perfilado para definir y anotar, solo que, involuntariamente, la había acomodado con el brazo, por lo que, a la postre, el gol fue invalidado.


Después, promediando la primera etapa, la posesión fue dividida. Graterol y Muslera sin sobresaltos. Daronco, cobrando y no cobrando. Otero y Savarino aparecían esporádicamente.


Atrás, las líneas juntas y ordenadas.


Tras el descanso, no hubo rasgo distintivo. Savarino y Otero no terminaron de pesar.


Sin pelota, lo más peligroso de Uruguay provino de balones quietos, que llegaban por aire. En dos oportunidades, Giménez y Viña pudieron convertir. Susto, nada más.


Venezuela se fue desinflando, pero sin meterse atrás. Los cambios no despertaron variante alguna en la disposición y despliegue, mientras Uruguay amenazó con un par de aceleraciones de Nicolás de la Cruz, que fueron desactivadas por el fondo Vinotinto.


El DT no se animó a jugar con dos delanteros. Metió un volante mixto, por un mediocampista ofensivo, que ya estaba vaciado y había jugado completo en La Paz. Ok, comprensible.


Más tarde, Peseiro mandó a un delantero por un delantero, con Cádiz por Martínez. En el banco también estaban Aristeguieta y Córdova.


Luego, dos defensores por dos defensores. Y Celis, que se estrenó en lugar de Savarino.


Sobre el cierre, Ferraresi tuvo, de cabeza, la más clara desde el gol anulado a Martínez. Solo que Muslera la mando afuera con un manotazo.


El cero a cero, es insuficiente, mas no despreciable. Estira la vida de competencia mundialista, si añadimos los resultados de Chile, Colombia, Ecuador y Paraguay.


Igualar y no encajar, encima frente a Uruguay, tiene un valor considerable. Sobre todo, si contextualizamos.


Después de Bolivia, Venezuela mostró mejoría. En esta eliminatoria, para casi todos, es partido a partido.


Siendo conformista, antes de perder, mejor empatar. Siendo exigente, antes de empatar, mejor ganar. Esa materia pendiente que nos deja con este punto en suspenso, hasta que hagamos la cuenta final.


A continuación, la valoración de los 16 futbolistas Vinotinto que tuvieron actividad frente a Uruguay, en el Olímpico de Caracas.


PROMEDIO DE EQUIPO: 5.9


Joel Graterol (7): Atento ante un inesperado remate de Suárez. Decidido a descolgar las pelotas aéreas. Dejó la vida en un mano a mano que le ganó a Viña.


Roberto Rosales (5): Ni mucho ni poco. En el primer tiempo se vio incómodo con el otro perfil. Desde lo físico, indiscutible.


Nahuel Ferraresi (7): Ubicado, bien perfilado en el retroceso y adelantado en la cobertura. Firme ante Suárez y Rodríguez. Le lanzó la pelota a Josef, en el gol invalidado. Muslera le sacó un cabezazo que pudo dejar los tres puntos en casa.


Jhon Chancellor (6): Acomodado en el eje, sin recorridos largos. Ganó por arriba y anduvo rápido por abajo.


Mikel Villanueva (5): Atacado con frecuencia. Respecto a La Paz, emparejó los duelos.


Alexander González (6): Esta vez de 4. Punzante con sus corridas y sin descuidar la marca. Esperó y controló a Rodríguez y, en el segundo tiempo, a Viña.


Junior Moreno (6): Otro trabajo silencioso. Cortico, relevando y ocupando terreno. Tarde en el 2T, desactivó a Suárez en el área, en una de esas peligrosas internadas del atacante charrúa.


Tomás Rincón (6): De interior, a la izquierda de Moreno. Lanzó con precisión en la primera mitad. Sostuvo el orden del medio con el volante del DC United.


Jefferson Savarino (4): Fue de más a menos. No se terminó de soltar. Estuvo cara a cara con Muslera, pero se remate de zurda fue desviado. Parejo, en la toma de decisiones.


Rómulo Otero (5): Mostró seria voluntad, pero pasó mucho tiempo buscando más contacto con el rival que conexiones con sus compañeros. En el segundo tiempo, no se terminó de conectar. El valor agregado: su esfuerzo sin pelota.


Josef Martínez (5): Primera titularidad en el ciclo Peseiro. De mayor a menor. Anotó (sin validez) después de generarse su propia ocasión. Dejó mano a mano a Savarino. Ganó tres veces por arriba, ante Godín y Giménez. Poco en el 2T.


Cristian Cásseres (4): Entró por Otero y se ubicó como interior por izquierda. Pasó un par de veces al ataque y luego cerró en el medio por derecha. En el cierre, se encargó de la pelota quieta.


Jhonder Cádiz (4): Modificación nominal en lugar de Martínez. Intentó una con Cásseres por izquierda y, atrás, salvó una debajo del arco, con un acto reflejo.


Richard Célis (--): Hizo su debut al pisar el terreno en lugar de Savarino. Primero como volante ofensivo por derecha y luego paso a la izquierda. Toco dos pelotas.


Rolf Feltscher (--): Ocupó el lateral derecho en el cierre.


Luis Mago (--): Sustituyó a Rosales para los minutos finales.


235 views0 comments

Recent Posts

See All