• Federico Rojas

Continuidad o renovación

El destino del fútbol venezolano pasa, inicialmente, por lo que sucederá dentro de seis semanas, cuando conoceremos quiénes serán sus principales dirigentes. Los que llegarán para hacerse cargo de FVF después de la jornada electoral del 3 de mayo.

Jorge Giménez / "Fútbol Unido" Jorge Silva / "Evolución Vinotinto"


Han pasado meses desde que inició la contienda y, durante este tiempo, las campañas mostraron las cartas en eventos regionales y los actores marcaron postura. Se arrimaron para cada uno de los bandos que compiten por el trono. Unos antes que otros. Muchos, buscando acomodo.


En dos platos, la pugna por la presidencia y directorio de la federación venezolana de fútbol es entre dos bandos. Un grupo que representa la continuidad de lo que ha sido la federación en los mandatos previos o, la renovación desde un frente que ha definido su perfil con una propuesta distinta.


Así, el establecimiento de la plancha “Evolución Vinotinto”, encabezada por Jorge Silva y Ernesto Muller, presidentes del Deportivo Táchira y de la ULA FC, respectivamente. Un movimiento que cuenta con varias asociaciones y dirigentes regionales que acompañaron a Jesús Berardinelli.


Asociaciones como, por ejemplo, Cojedes y Portuguesa, con periodos largos de una gerencia longeva, con el riesgo de perder su sitial, acompañan a este grupo.


En medio de la disputa, varias asociaciones que estaban fuera del mapa electoral, pudieron legitimarse. Estaban cortas de papeles y, con una “ayudaita”, reflotaron y recuperaron el voto que estuvo en suspenso después de que el Instituto Nacional del Deporte (IND) alegó irregularidades en cuanto a la constitución de sus autoridades.

Para conseguir respaldo, el frente “Evolución Vinotinto” ofrece lugares en el directorio. Lo que acarrea un montón de beneficios como miembro principal de FVF.


Según fuente federativa, en principio, Silva hizo un acercamiento para formar parte del otro frente, denominado “Fútbol Unido”, compuesto por Jorge Giménez (presidente del Deportivo Lara) y Rafael Almarza, de quien se refieren como parte de la “reserva moral” de la federación, y con el respaldo de notables ex jugadores como Jorge Rojas, Miguel Mea Vitali y José Manuel Rey.

De “Fútbol Unido” cuentan que lo que buscan es una renovación, siendo Giménez una figura joven, desvinculado del pasado de FVF, con preparación académica, alianzas estratégicas y una considerable fuerza económica, para un plan que también busca la transformación de la imagen del dirigente, mal visto desde el casi perpetuo y viciado ciclo de Esquivel y la inestabilidad de sus sucesores.


Dentro de esta propuesta, acordaron varios compromisos como, por ejemplo, hacerse cargo de las deudas internas que la federación viene arrastrando con personal y futbolistas del sistema de selecciones juveniles y mayores.


En la recta final, los caballos van al galope. Así está la carrera, con esas dos propuestas. La de la continuidad de lo estancado y la de la renovación.

665 views0 comments

Recent Posts

See All