• Federico Rojas

Reflexiones en pandemia

Updated: Jul 11, 2020


En tantos días, de interminables horas de encerrona, pensar y reflexionar pasó a ser un hábito más acentuado. Mucho más, al considerar la cantidad de contenido que se generó desde las plataformas virtuales que, con su alcance, esparcieron abanicos temáticos de toda clase. Con frases y declaraciones que dispararon asuntos desconocidos y otros que agarraron forma, dado que carecían de detalles esenciales.



En pocas palabras, en estos ciento y pico de días, escuché y vi de todo. Contando los trapitos sucios en Leones del Caracas, algunas presentaciones de José Peseiro, la Sub-20 femenina desatendida en la logística, las deudas de FVF, las especulaciones acerca de la salud del presidente de la federación, la discutible cancelación de la Liga Futve por parte del ente del fútbol venezolano y, si sigo, no termino el párrafo.


Ya venía raro, el año. Desde el abrupto cierre de ciclo de Dudamel, la designación de Peseiro, la lotería de la súperliga profesional de baloncesto, el contrato de Duró. Llegó la pandemia y todo lo que absorbimos fue acumulándose.


Y se fue haciendo más extraño con el feo tironeo entre Carlos Hernández y Henry Blanco. Dos figuras de renombre que brillaron en uno de los clubes más prestigiosos del béisbol profesional. A pesar de la adultez y los años que han pasado, ambos actores perdieron el carril de la cordura y ventilaron discrepancias, despertando lamento y reproche de la opinión pública.


Casi a la par, las chamas de la Vinotinto Sub-20 quedaron medio desamparadas, luego de la suspensión del bien encaminado Sudamericano. Sin la debida atención de FVF. Normalmente, una federación garantiza, en cualquier país en el que el fútbol se toma en serio, la logística de su delegación para la desconcentración y la vuelta a casa. La capítana, Yerliane Moreno, tuvo que hacer una travesía y pasar semanas de viaje, antes de volver a Guasdualito con su familia.


Con los días, me empezaron a llegar mensajes llamativos. Que el presidente de la FVF estaba delicado de salud. Que habría vientos de cambio en la federación. Me impresionó, porque nada sorprende. Indagué de inmediato, encontrándome una corriente de información falsa y también la versión real, desde la que pude confirmar que Berardinelli se había sometido a una intervención cardíaca prevista y no de urgencia.


Acontecido, si le añadimos que, en días recientes, salió a la luz una vieja causa judicial en su contra, que despierta curiosidad y sospecha. Su gestión y su bancada federativa, ahora con Carlos Seguerí en el puesto principal de Sabana Grande (por la licencia médica), tiene materias de arrastre.


En lo que compete al fútbol profesional venezolano, la federación, casi que impositivamente, decidió cancelar el campeonato de primera y segunda división, formateado por la organización Liga FutVe. Esta decisión borró todo lo acontecido previo a la suspensión por la pandemia.


Posteriormente, la FVF desconoció, ante la FIFA, la constitución de la Liga FutVe, por lo que la posibilidad de hacer un torneo especial en Carabobo y Yaracuy quedó desestimada. Cuántas dudas...


Después de que miembros del ente rector y de la liga se sentaron en la misma mesa tantas veces, ¿Por qué la piedra de tranca?, ¿Qué intereses tendrán en juego? Además, si la federación no es capaz de organizar un torneo profesional con la categoría que compete, ¿Por qué desestimar lo que se hizo como liga, bajo el compromiso de los clubes?


No perderemos la capacidad de impresión, ante la incapacidad de quienes administran nuestro fútbol, que es de los jugadores, de los que viven y conforman este mundo, esta industria y fuente de trabajo. Más allá de cualquier juego de poder, hay mucha gente y familias en el medio. Producen y viven de lo que ha sido el campeonato rentado. El desprecio es descarado.


Capítulo aparte lo de Peseiro. Me metí a fondo con lo que ha expresado después de que terminó su gira por el país y conocí personas con sustancia, en su entorno. Parece buen tipo. Le deseo lo mejor como persona y como seleccionador de Venezuela. Tamaña responsabilidad. Con generaciones talentosísimas y especiales. Ojalá encuentre cómo hacer llegar su idea y mensaje. Todo suena bonito, pero la competencia sudamericana no es "juego de carrito" y el portugués tiene mucho trabajo de campo pendiente.


De esto no me puedo olvidar. A la federación le entró dinero proveniente de Conmebol y entiendo que hay ingreso desde el gobierno. Aparte de lo que TIENEN que repartir a las asociaciones, para el CUIDADO y MANTENIMIENTO de la práctica en sus respectivas regiones, ¿No es hora de ir saldando las deudas con varios jugadores de la absoluta, con parte del equipo multidisciplinario y con la mayoría de los subcampeones mundiales, a quienes han pretendido despachar con pasajes y pago en bolívares?


Nuevamente, la gerencia de nuestro fútbol, haciendo todo al revés. No generalizo, porque sé que, en la FVF, hay personas honradas y respetuosas, que trabajan para construir como gente con afecto y dolor por el fútbol venezolano.


Los jugadores están al tanto de todo. Saben quién es quién dentro de la turbia atmósfera federativa. El rollo de la dirigencia no les resulta extraño.


La misma tormenta que terminó con el ciclo anterior, ese clima pesado que se le hace cansón a los jugadores y fastidia al universo Vinotinto, esa interna que se percibe desde cualquier punto cardinal, sigue siendo el adversario principal. Si eso no cambia, ¿Hacia dónde vamos? Cualquier fruto se pudre.

126 views0 comments

Recent Posts

See All