• Federico Rojas

Córdova: "Necesito la alegría de volver a jugar"

Updated: Dec 11, 2019

El atacante venezolano está en su tercera temporada en Bundesliga y, tras superar una incómoda lesión, retomó su forma y siente la necesidad de minutos.


Sergio Córdova / Prensa Augsburg


La historia de Sergio Córdova es especial. Para uno como periodista, su éxito precoz despierta inquietudes, por lo que interrumpimos su tiempo fuera de las canchas para tratar de saciar parte de esa curiosidad.


Desde 2015, la vida del calaboceño cambió notablemente. Pasó del anonimato a ser un personaje del fútbol venezolano, por lo que hizo dentro del rectángulo, principalmente en el proceso de selecciones nacionales.


"He cambiado muchísimo. En 2015 era un niño. Recién comenzaba en profesional. Nunca me imaginé que evolucionaría tanto en cuatro años", dice el otrora futbolista del Caracas FC.


El desafío de jugar en Alemania era bravo. La adaptación no sería sencilla. "Fue un cambio total. Ha sido difícil, porque el primer año no tuve alguien que me orientara. Llegué, firmé y quedé totalmente solo", lamentó.


Y esto lo dice con frustración porque "esa situación me llevó a tomar malas decisiones, que luego se reflejaron en el campo. Lo vi normal, porque llegué muy chamo a un país completamente distinto. Estaba solo".


Sin embargo, el cuarto venezolano que jugó en Bundesliga se dispuso a crecer, enganchándose al nuevo escenario con disciplina. "Me integré más al equipo, aprendí un poco el idioma, mejoré mi manera de alimentarme y todo se me fue haciendo más fácil".

“Espero que se forme una linda familia como la que hicimos en la Sub-20 subcampeona del mundo”, Córdova.

A comienzos de año, la "Pantera" comenzó a sentir una molestia en la zona pélvica y luego de someterse a los respectivos estudios, se le diagnosticó una pubalgia. Lesión delicada y traicionera, por lo que tuvo que cumplir una estricta rehabilitación.


"Hice todo un plan de recuperación que seguí al pie de la letra. Mi día a día era fuerte. Tenía rehabilitación y terapia todos los días. Iba a una clínica temprano, en la tarde iba al club, entrenaba y hacía terapia de nuevo. Fueron días muy difíciles mentalmente, porque no veía un progreso rápido. Gracias a Dios pude recuperarme".


Volvió a entrenar con todo el grupo, regresó a la convocatoria y vió acción, casi siempre entrando en el cierre de los partidos. "Esa lesión me hizo crecer mucho. Darme cuenta de muchas cosas, tanto en lo deportivo como fuera de la cancha. No creo que perdí terreno, sino que fue como un aprendizaje", reflexionó el mulato de 22 años, que hasta ahora convirtió seis goles y recién superó los 50 partidos con el club bávaro.


Ya en 2017 había sufrido una lesión en un ligamento de tobillo. Aquella vez paró un mes y se recuperó rápido.


A pesar de las dificultades, Córdova absorbió conocimientos, en un fútbol en el que lo estructural está conformado en función del desarrollo del jugador. "Aquí he mejorado mucho el trato de la pelota gracias a la paciencia que me han tenido. Entendí que tenía que mejorar mis comidas y descansos, y tuve personas a mi lado apoyándome en eso. Aparte que seguí entrenándome fuerte en lo físico, para poder competir bien".


Conseguir minutos de juego es su desafío inmediato y eso lo tiene muy expectante. "Tengo dos años y medio entrenando y necesito volver a sentir la alegría de jugar", confesó quien firmó pacto con Augsburgo hasta 2022.


"El club sabe que quiero ver minutos, porque estoy trabajando bien. Estoy concentrado en contribuir de cualquier manera para que me tomen en cuenta en cada partido", complementó el delantero.


Mientras tanto, aquel muchacho que hizo cuatro goles en el mundial Sub-20 de Corea del Sur, hoy forma parte del ciclo Sub-23 que conduce Amleto Bonaccorso.


Más allá de esta posibilidad, su cabeza está puesta en regresar a lo más alto. "No se ha dado el momento de volver a la absoluta, pero si he estado en lista preliminar. Ahora soy tomado en cuenta por la Sub-23 y siempre es lindo vestirse de Vinotinto. Me ilusiona la mayor. Sé que tengo que trabajar duro para volver a competir arriba, pero con 22 años me ilusiono mucho".


A la selección preolímpica, Córdova asistió las dos veces que fue citado antes del último llamado del año.

"Se está armando un buen grupo. Queremos clasificar a las Olimpiadas. Esperamos que cada quien ponga de su parte para lograr esa meta. Estuve pocos días. Fuí conociendo al grupo y también al cuerpo técnico. Espero que se forme una linda familia como la que hicimos en la Sub-20 subcampeona del mundo".


Córdova busca su consolidación profesional. Sigue mostrando su juego en un prestigioso campeonato y pretende exhibirse de vuelta con la selección.




19 views0 comments

Recent Posts

See All